Gyahtei: Resigned to Death

Cree que la mayoría de la gente desea vivir al máximo la vida que se les ha dado, y luego buscar un final pacífico en sus momentos finales. Vio esto mientras contemplaba a una anciana. No notó angustia en su cara, sino una tranquilidad amable. Para ella, el tiempo solo parecía pasar tranquilamente. Simplemente, su “existencia” en una forma pura y no adulterada. Pronto, llegaría a un estado de existencia tranquila y pacífica.

Lo que cree que logró capturar en la película, fue la forma corporal final de un ser humano antes de este lanzamiento.

Manabu Yamanaka

Hyogo, Japón

Es budista y su mirada percibe el lado menos obvio de la belleza en cuerpos de personas cuya alma ya ha tomado la decisión de ir al próximo estadio de su evolución. Con su cámara ha retratado ancianos en los que ha logrado captar esa belleza y dignidad que las acompaña hasta el fin de su vida.

Elige sus temas en la medida que los identifica con ciertos principios del Budismo Zen, particularmente lo referido a la indiferencia del deseo carnal y las prácticas austeras en pos de metas espirituales transcendentes.

Sus imágenes muestran, sin dar rodeos, seres en las cuatro situaciones que según el budismo son la fuente del sufrimiento del hombre: el nacimiento, la vejez, enfermedad y muerte.

Ha participado en exhibiciones individuales en galerías de arte en Japón, y en numerosas exhibiciones alrededor del mundo.

“Gyahtei” ya estuvo expuesta en 2017, y hemos decidido recuperarla en ocasión del 10º aniversario.