Algún día los coches volarán


Soñé que surcaba el cielo en un coche volador.

Tripulaba en la altura sin rumbo, viviendo la ilusión de poseer un pasaporte a lo desconocido, un salvoconducto a ninguna parte.

Viaje infinito al bello planeta azul para descubrir lo eterno.

 

Julián Ochoa

Quise ser fotógrafo porque disfrutaba con las fotografías de Jean Loup-Sieff que re-veía cuando comenzó a gustarme el loco mundo de la fotografía.

Llevo muchos años en el camino, viajo con mis cámaras, mis películas. Doy talleres.

Revelo mis negativos. Positivo mis copias.

Y sigo intentando colocar un cierto orden en el mundo a través de un visor.

A partir de ya mismo seguiré fotografiando.

www.julianochoa.com