Tout est Possible, Victor Lustig, de Maite Caramés

Barcelona

La serendipia, lo fortuito, un hallazgo inesperado y afortunado, punto de partida de esta historia. De origen austrohúngaro y estafador profesional, Victor Lustig llegó a París en el año 1925 procedente de los Estados Unidos.

La idea para un nuevo golpe le llegaría de forma totalmente casual: mientras hojeaba un periódico, dio con una noticia que se lamentaba sobre el deterioro de la Torre Eiffel y los costes que esto suponía para el Ayuntamiento. El artículo terminaba con una pregunta burlona: “¿Tendremos que vender la Torre Eiffel?”.

Inmediatamente Lustig puso en marcha una de las mayores estafas de la historia: la venta de la Dama de Hierro.

Fotógrafa profesional. Utiliza la fotografía como imagen narrativa, contada en forma de relatos, series  o secuencias. Interesada tanto en fotografía artística  como documental.

www.maitecarames.com

Localización: Fábrica de Cal Garbat. Mossén Jacint Verdaguer, 8. Vilassar de Dalt