Blank, de Josep Maria de Llobet

Barcelona

En un contexto de crisis económica global provocada en buena parte por los bancos, éstos iniciaron un proceso de cierre masivo de oficinas, que se caracterizó por el hecho de pintar de color blanco los cristales antes de cerrar.

Las ventanas se volvieron opacas y se convirtieron en una metáfora de la forma en que funcionan muchas entidades financieras.

El color blanco, tradicionalmente asociado a valores como la pureza y la belleza, adquiere un valor negativo.

En estas imágenes sólo vemos ventanas que pasan a ser objetos que adquieren la categoría de símbolo de un fracaso.

Josep Maria, fotógrafo especializado en arquitectura y profesor de fotografía. Su obra se centra en la transformación del entorno urbano y ha sido expuesta en diversos festivales y salas de España y Francia.

www.dellobet.com

 


Localización: Fábrica de Cal Garbat. Mossén Jacint Verdaguer, 8. Vilassar de Dalt