La mirada líquida, de Michael Kenna

“El trabajo del fotógrafo no es reproducir decoraciones para las casas de la gente, es un verdadero viaje de descubrimiento”.

                                                                                                      Michael Kenna

A pesar de ser uno de los más laureados fotógrafos del circuito internacional, la primera exposición monográfica de la obra de Michael Kenna en el estado español se vió por primera vez en 2013 en el espacio de Michael Dunev Art Projects de Torroella de Montgrí. La afluencia del público fue constante durante el mes que duró la exposición, con visitas diarias de personas (sobre todo fotógrafos) viajando expresamente desde Barcelona para ver en directo la obra de un artista que solo conocían por sus libros. Muchos se sorprendieron por el tamaño de las imágenes (de aproximadamente 20 x 20 cms) comentando que las habían imaginado en mayor formato. Kenna responde que "¡El tamaño sí importa!" La mayoría de la gente mira las fotografías desde una distancia de 30 cms. Esta es una distancia muy íntima. Cuanto más grande es la fotografía, más te alejas y, de repente, estás viendo un objeto. Ya no estas comprometido de la misma manera. Para mí, más pequeño es mejor”.

Con más de 400 exposiciones individuales en todo el mundo, fotografías en las colecciones permanentes en casi un centenar de museos y una veintena de libros publicados, la obra de Kenna es reconocida internacionalemente por sus serenas cualidades meditativas, su templada y minimalista composición y una exquisita técnica de laboratorio. 

Kenna lleva treinta años fotografiando el mundo natural, elementos arquitectónicos, parques, fábricas y espacios industriales que captura con exposiciones largas, algunas de ellas de hasta ocho horas, con su cámara de película de formato medio. Evita las tecnologías digitales, optando por el cuarto oscuro tradicional, imprimiéndo él mismo cada copia de gelatina de plata. Y en el camino ha creado escuela: su influencia se palpa en la obra de muchos fotógrafos cuando no una burda imitación 

Mi obra se aproxima más a la poesía haiku que a la prosa” observa, y es la precisa destilación de cada elemento de la imagen lo que da a sus fotografías su simple luminosidad. 

El resultado es una obra que encarna una esencia atemporal y silenciosa, evocando otro mundo, paisajes domesticados, donde la presencia del hombre se nota por su ausencia.  Le interesan los espacios donde el hombre a cohabitado con la naturaleza durante siglos, y esta interacción con el entorno ha dejado su huella. 

Sitios como la vieja Europa o Asia le permiten desarrollar ese ingrediente esencial en su trabajo que es “el sentimiento de recuerdos e historias y ambientes que residen en el paisaje.             

                                                                        http://www.michaelkenna.net/

La exposición de Michel Kenna ha sido cedida por Michael Dunev Art Projects, un centro de arte contemporáneo situado en la población medieval de Torroella de Montgrí (Baix Empordà).

 Lugar: Museu Arxiu Municipal de can Banús. Marqués de Barbarà, 9. Vilassar de Dalt