Ερωτομαυια. (Erotomania)

No hay nada más erótico que la caricia de la luz sobre la piel desnuda, ni más sensual que la mirada que recorre el cuerpo trémulo que se deja poseer por el objetivo vicioso de la cámara descubriendo sus curvas más tiernas y sus rincones más deseables.

No hay nada más atractivo que la contemplación voyeurista del fotógrafo que sorprende a una mujer hermosa en el acto cotidiano de la higiene, o que recrea la pulsión del deseo retratando lencería sobre la carne insinuante, de la que captura exactamente la geografía precisa para que el espectador imagine más allá de los límites de la escena y la complete con sus propias fantasías.

Foto tri-color en goma bicromada sobre papel de algodón. 

José Manuel Magano

Lugar: Fàbrica Cal Garbat. Mossén Jacint Verdaguer, 8. Vilassar de Dalt