Senderos. Instalación

Una pregunta: El sol se levanta. Nosotros con él. Lo seguimos. Andando siempre hacía donde él esté. Toda la mañana. Despiste en el mediodía girando sobre nosotros mismos con los pies pegados al suelo sin avanzar hacía el sol.

Otra vez en marcha por la tarde, ya hasta el ocaso.

Si, la pregunta: ¿Estaremos en el mismo punto de partida del inicio?

Esta instalación se compone de 4 cámaras forradas con plomo que contienen la imagen que captaron anteriormente in situ. Son, al mismo tiempo, cámaras y contenedores de las imágenes que fotografiaron.

Las cuatro cámaras se encuentran situadas en la misma disposición con la que se obtuvieron las imágenes que se exponen en su interior. Las cámaras se colocaron en un cruce de caminos cuya orientación era Norte, Sur, Este y Oeste. Cada cámara fotografió la imagen que tenía en frente y, una vez revelada, se volvió a montar en la misma cámara para que ésta actuara de expositor de la fotografía obtenida, instalando luz en su interior. De esta forma la cámara es autor y contenedor de la imagen.

La imagen contenida en su interior es la original, sin existir copias de la misma.

La elección del plomo se debe a que es metal pero dúctil como la piel. Aísla e incluso impide el paso de los rayos X pero por otro lado, cualquier impacto le deja huella.
Su protección es vulnerable.

Esta instalación está vinculada en su génesis al libro fotográfico-literario SENDEROS, transcrito también en braille.

Material: Plomo, madera y cristal.
Ilfochrome Classic, transparencias color originales.
Dimensiones de cada cámaras 40 x 40 x 40 cm.
Peanas de plancha de hierro de 30 x 30 y 20 cm de alto

Faustí Llucià

De formación esencialmente autodidacta ha desarrollado su labor en casi todos los ámbitos fotográficos: documentación, publicidad, docencia y artístico.

En sus proyectos personales da prioridad al concepto y al contenido supeditando a éste su resolución formal y técnica. Esta prioridad lo ha llevado a desarrollar algunos proyectos más cercanos a la escultura, cámaras como contenedores de imágenes, o recurrir en algún caso a la pintura.

El componente literario está presente en su obra, tanto en sus textos como en sus imágenes, para sugerirnos lecturas y puntos de vista personales sobre temas intrínsecos de la existencia como son la vida, la muerte, la soledad y, sobre todo, la mirada, a través de la cual intentamos emplazarnos y comprendernos.

Lugar: Fàbrica de Cal Garbat. Mossén Jacint Verdaguer, 8. Vilassar de Dalt